Ventajas de estudiar una lengua en el extranjero

language

Hoy en día el aprendizaje de lenguas extranjeras es un aspecto muy importante del mundo globalizado en el que vivimos. Ya sea para estudiar, para trabajar o simplemente para relacionarnos con personas de otros países, cada día son más los interesados en entrar en contacto con un nuevo idioma o en sacarle partido a los conocimientos adquiridos en el colegio o en el instituto para poder darles un uso práctico más allá del sector académico. El mundo avanza tan rápidamente que lo que hace unos años era un plus interesante para el currículo, hoy se ha convertido en  algo indispensable.

Una de las principales preguntas que se hace cualquier estudiante es: ¿cuál es el mejor modo de aprender un idioma? La verdad es que se trata de una cuestión interesante, pero la respuesta no siempre es sencilla. Existen tantos modos de aprender una lengua como perfiles de estudiantes y no todos los enfoques funcionan con todo el mundo. Algunos se adaptan mejor que otros a las necesidades específicas de cada alumno, pero no cabe duda de que ya sea para aprender o para obtener fluidez y seguridad en el uso de una lengua extranjera, no hay nada como hacer las maletas y pasar una estancia en el extranjero. No tiene por qué tratarse de un periodo de tiempo largo y, de hecho, en muchos casos tres semanas es todo lo que necesitamos para afianzar y reforzar nuestra confianza y seguridad en nosotros mismos, algo vital en el aprendizaje de una lengua extranjera.

Pero ¿qué ventajas puede aportar la realización de un curso, ya sea breve o de larga duración, en el extranjero en comparación con un curso más cerca de casa? Las ventajas son tantas que es resulta difícil nombrarlas todas, pero sin duda nos vemos obligados a destacar las siguientes:

  • Autonomía

Nos ofrece la posibilidad de desarrollar nuestras competencias, habilidades y estrategias comunicativas al máximo y en primera persona, al tiempo que nos otorga seguridad y nos permite encontrar recursos que nos ayuden a resolver por nosotros mismos los problemas que puedan derivarse de una situación comunicativa real.

  • Inmersión lingüística y cultural completa

Nos obligará a utilizar el idioma y a soltarnos en la lengua extranjera desde el minuto uno. La forma más efectiva de dominar un idioma es utilizándolo y muchas veces son nuestras propias inseguridades las que nos impiden avanzar y alcanzar la fluidez tan deseada que cualquier estudiante de lenguas extranjeras sueña con obtener. Pasar una estancia en un país extranjero nos obliga a comunicarnos en la lengua de ese país, a aprender de nuestros errores y a sumergirnos de lleno en una cultura diferente. Se trata de una posibilidad única de sacarle el máximo partido incluso a las conversaciones más triviales de nuestro día a día y de interiorizar léxico y expresiones nuevas de forma totalmente inconsciente.

  • Uso real del idioma

Nos permite cerrar los libros y entrar en contacto con la lengua en su estado más puro. Es una forma ideal de hacer que el proceso de aprendizaje resulte más útil y atractivo, algo que sobre todo es muy positivo en niños y estudiantes más jóvenes, y de darnos cuenta de nuestras carencias y necesidades para poder reforzarlas al llegar a casa.

Estas son solo algunas de las muchas ventajas que trae consigo una estancia en el extranjero. Resulta indudable de que se trata de la mejor forma de vivir y aprender no solo la lengua, sino la cultura e idiosincrasia del país de acogida, y mejorar así nuestras competencias y habilidades lingüísticas de forma completa y totalmente práctica. ¿Ya te has decidido?

Si quieres más información sobre la realización de un curso de idiomas en el extranjero, contacta con nosotros a través de info@kilometrosymillas.com o en el teléfono 988.985.327.

Publicado en Año escolar en el extranjero, Aprendizaje de idiomas, Inglés, Noticias y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .