Corrígete | Errores frecuentes en español

Ya sabes que en Kilómetros & Millas nos encantan todos los idiomas. Por ese motivo, cuando leemos o escuchamos errores gramaticales, nos ponemos algo nerviosas. O, como se suele decir, cada vez que alguien comete un error lingüístico, muere un gatito.

En fin, que iniciamos la sección #corrígete, en la que nos centraremos en dar solución a las dudas o los errores más habituales de la lengua española.
Vamos a empezar por un clásico:

«Agua, ¿cómo tenemos que hablar de este líquido, en masculino o en femenino?»

«Agua» es un sustantivo femenino, por tanto, todos los adjetivos que la califican deben ser femeninos también.
Así pues, decimos:

Esta agua está demasiado fría.

Sin embargo, debido a que «agua» comienza con una /a/ tónica, el artículo correspondiente no puede ser «la» sino que debe ser «el». Esto se debe a motivos fonéticos.
Veamos algún ejemplo:

El agua de la fuente no se puede beber.
Trae el agua de la nevera.

La norma anterior solo se aplica si dicho artículo se coloca justo delante del sustantivo. Así pues, decimos:

Trae el agua.

pero

Yo bebí de la otra agua.

Por extensión, esta regla fonética se aplica a todos los sustantivos que comienzan por /a/ tónica como águila, hacha o área.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre el género de la palabra «agua» y deseamos que desde ahora mismo puedas aplicar esta norma gramatical correctamente. Nosotras nos vamos a tomar unas aguas para refrescarnos un poquito.


Quinua

No es ningún secreto que la semilla que veis en la imagen se ha convertido en un alimento indispensable en muchos hogares en los últimos tiempos. Sus increíbles beneficios y su versatilidad explican su creciente popularidad, pero seguramente hayáis escuchado muchas formas diferentes para referirse a este pseudocereal. Así pues, ¿se dice quinua, quinoa o quínoa?

Pues lo cierto es que todas las formas anteriores son válidas. De hecho, incluso puede que os sorprenda enteraros de que «kinua» es una variante posible. Entonces, si todas estas palabras son correctas, ¿su uso depende solo de la zona geográfica de la que provenga el hablante? Sí, pero no. Y es que, pese a que cualquiera de las opciones anteriores puede usarse con regularidad, «quinua» es la forma recomendada por la RAE.

La palabra quinua, pronunciada /kínua/, es la variante más popular en las zonas de las que la planta es originaria y es la única forma recogida en el Diccionario de la Real Academia Española. Debido a que el término está completamente adaptado al español, no es necesario utilizar comillas ni cursiva a la hora de representarlo de forma escrita. Esta variante procede del quechua kinúwa o kínua.

Entonces, si quinua es la opción más recomendada, ¿por qué es «quinoa» la palabra que solemos ver en casi todos los envases que podemos encontrar en el supermercado? Es difícil asegurarlo a ciencia cierta, pero probablemente se deba al hecho de que la forma de referirse a esta semilla en el mundo anglosajón es quinoa (UK /ˈkiːnwɑː/ US /kɪnˈwɑː/), y es de sobra conocido el influjo que tiene el inglés para marcar el ritmo en lo que respecta a la introducción de nuevos términos en una lengua.

¿Esto significa entonces que si utilizo cualquiera de las otras variantes de forma habitual debería dejar de hacerlo? No necesariamente, pero sí es cierto que lo mejor sería hacer uso de la variante más recomendada.

Publicado en Aprendizaje de idiomas, Corrígete, Noticias, Palabra del día y etiquetado , , , , , .