Le français en vrai

Estamos de estreno. Hoy inauguramos la sección «Le français en vrai», en la que te acercaremos palabras o expresiones en francés de uso frecuente para que domines esta hermosa lengua románica.

Chercher midi à 14 heures es una expresión muy curiosa que data del siglo XVI y que usamos para referirnos a una persona que complica las cosas de forma inútil o que busca problemas donde no los hay.

Te dejamos algunos ejemplos:

Pourquoi chercher midi à quatorze heures alors qu’un pique-nique contenterait tout le monde?

J’aurais plutôt choisi une formule tout compris plutôt que de chercher midi à quatorze heures.

C’est le genre de femme qui ne cherche pas midi à quatorze heures et qui a la sagesse d’apprécier les petits plaisirs de la vie.


Les carottes sont cuites

Esta es una expresión muy utilizada en francés que siempre le hace mucha gracia a nuestros estudiantes. Es una de esas frases hechas que son completamente indescifrables si no las conoces o no tienes algo de contexto.

Les carottes sont cuites, que en español vendría ser algo así como «las zanahorias están cocidas», es eso que decimos cuando ya nos hemos dado por vencidos y comprendemos que ya no se puede hacer nada por cambiar una situación o evitar un desenlace. Es decir, es el equivalente a nuestro «todo el pescado está vendido». La expresión francesa se hizo especialmente famosa durante la Segunda Guerra Mundial, ya que fue el mensaje utilizado por radio como señal para anunciar el inicio de las operaciones en los territorios franceses ocupados por los nazis.

Pero ¿por qué hablar de zanahorias? Pues lo cierto es que, en el siglo XVII, las zanahorias eran consideradas un alimento de gente poco pudiente, dado su reducido precio y la imposibilidad de muchas familias de optar por otros productos. Además, las zanahorias solían cocerse en agua junto con la carne, pero en tiempos de necesidad muchas personas se veían forzadas a prescindir de la carne y comían solamente la hortaliza. Esta expresión es similar a «avoir ses carottes cuites», utilizada para hablar de una persona que está a punto de morir. El sentido fatalista de esta expresión, por lo tanto, no está tan asociado a la hortaliza en sí, sino al modo de cocinarla: las zanahorias ya están cocidas, es decir, ya no queda nada por hacer.

  • On perd 3-0 à 5 minutes de la fin du match… les carottes sont cuites!
  • Il n’y a pas vraiment besoin d’attendre 20 heures, les carottes sont cuites pour le candidat.
Publicado en Francés, Noticias.