Pautas para mejorar el Writing Test del First

Ayer compartimos con vosotros una serie de consejos para encarar con éxito el Speaking Test del First Certificate in English de Cambridge, una de las partes del examen que suscita más nervios entre los estudiantes. Hoy os hablaremos de otra de las pruebas que os causan más inquietud: el Writing Test. ¿Os apetece ver algunas pautas para mejorarlo? ¡No os perdáis esta noticia!

Las cuatro reglas de oro

Tenéis 80 minutos para escribir dos textos bien estructurados, organizados y con un nivel de lengua apropiado. ¿Qué es lo primero que tenéis que hacer? Lo primero sin duda es relajarse, aprovechar bien el tiempo y organizar las ideas. Es buena idea llevar desde casa un esquema mental claro para planificar el tiempo del que disponéis para realizar la prueba. Realmente se trata de un examen simple en el que lo único que tenéis que hacer es seguir las instrucciones de la actividad y las convenciones del tipo de texto al que os enfrentáis.

Pero ¿qué se evalúa en el examen?

  • Content

El contenido del texto es pertinente y el estudiante ha seguido las instrucciones de la actividad correctamente. En el escrito se abordan todos los puntos de la actividad y la información que figura en el texto es relevante y apropiada.

  • Communicative Achievement

En este punto se evalúa el estilo del texto. Algunos writing exigen un estilo más formal que otros y es importante que los estudiantes sean conscientes de estas características y las apliquen en sus escritos.

  • Organisation

Un texto bien escrito debe estar estructurado con la información dividida en párrafos y debe presentar conectores para contrastar las ideas.

  • Language

En este punto se evalúa el uso de un vocabulario variado. El secreto del éxito reside en tener un buen dominio del vocabulario y en el uso de estructuras más complejas. En este apartado también se evalúa la gramática y la ortografía.

¿Cuáles son los errores más comunes y cómo puedo evitarlos?

Indudablemente, los errores más comunes tienen que ver con la organización del texto, el estilo y la adecuación a las convenciones de cada tipo de texto. Evitar algunos de estos errores es muy sencillo, pero otros exigen más trabajo por parte del estudiante.

Cada texto persigue un objetivo diferente y para ello se vale de diferentes estructuras. Como sabéis, en algunos textos es absolutamente necesario dividir la información en diferentes apartados o secciones con títulos bien identificados. Para adecuar los textos a este tipo de reglas basta con estudiar las pautas y leer muchos textos de este tipo para poder conocerlas y para que así utilizarlas sea un proceso automático. Esto es algo que también puede extrapolarse al estilo de cada texto, ya que para saber si un writing demanda un estilo más formal que otro, es necesario leer mucho e identificar diferentes estrategias para poder hacerlo correctamente.

En lo que respecta a la organización del texto, un aspecto clave para mejorar es la planificación del writing. Cuando nos enfrentamos a un writing, después de leer las instrucciones detenidamente, es importante hacer una especie de esquema que nos permitirá plasmar las ideas en el texto. Se recomienda dedicar al menos una media de 10 minutos para realizar este ejercicio, ya que, aunque pueda parecer mucho tiempo, este punto es clave para que el proceso de redacción nos resulte mucho más sencillo. Durante la planificación es importante separar las diferentes ideas que tenemos que desarrollar en el texto y dividirlas en párrafos. Una vez tengamos los párrafos, podremos empezar a seleccionar los conectores más adecuados para enlazar las diferentes ideas de forma lógica y dotar nuestro texto de una estructura clara. Y, por supuesto, deberemos dedicar al menos cinco minutos del examen a revisar los textos.

La práctica hace al maestro

La mejor forma de mejorar cualquier destreza es la práctica. A fin de cuentas aprender un idioma es un proceso cuya duración varía en gran medida en función del estudiante. Por ese motivo, para mejorar un writing es importante leer y escribir mucho para poder detectar los errores e ir mejorando progresivamente, del mismo modo que si vuestro objetivo es mejorar el speaking es importante que habléis.

Otro aspecto muy importante que entra en juego en este tipo de exámenes es la gestión del tiempo, la capacidad para mantener la atención y, sobre todo, la gestión de los nervios. Muchas veces somos nosotros mismos los que creamos impedimentos por medio de nuestras dudas e inseguridades. Mantened la calma y confiad en vosotros mismos en todo momento.


Si queréis obtener más información acerca de nuestros cursos de idiomas en Ourense y en el extranjero, contactad con nosotros en info@kilometrosymillas.com o en el teléfono 988.985.327.

Publicado en aprendizaje de idiomas, Inglés, jóvenes, Noticias y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .