¿Aprender inglés en Edimburgo? ¡Claro que sí!

Seguro que has escuchado alguna vez que estudiar inglés en Escocia no es una buena idea. El característico acento escocés suele ser el culpable de muchas de las dudas que les surgen a los estudiantes de inglés que nunca han viajado a un país del que los mitos, las leyendas y la naturaleza en estado puro han hecho su hogar.

Pero ¿y si te dijéramos que estudiar inglés en Edimburgo tiene muchísimas ventajas?

¡No voy a entender nada!

Es uno de los miedos más habituales, pero la verdad es que el acento escocés es mucho más fácil de entender que muchos otros acentos del Reino Unido. Es más, los escoceses tienden a exagerar la pronunciación de las palabras, lo que te ayudará a seguir mejor la conversación.

¡Siempre está lloviendo!

El tiempo es Escocia no es ni mucho menos tan malo como la gente se imagina. De hecho, tiene muchas horas de luz que otras regiones del Reino Unido y ¡llueve mucho menos de lo que crees!

En Edimburgo abundan los parques, las zonas verdes y las playas donde podrás disfrutar de tu tiempo libre y relajarte junto a tus amigos. Vale, a veces puede levantarse algo de viento o puede aparecer alguna que otra nube en el cielo, pero con una chaquetita estarás más que servido.

Además, los escoceses siempre están de mal humor

Que no, que en realidad son muy majos. Es solo que su forma de pronunciar tan característica de la que hablamos antes contribuye a que te lleves esa impresión, pero nada que ver. Estamos seguros de que después de tu experiencia en Edimburgo te darás cuenta de que en realidad los escoceses son mucho más agradables de lo que creías.

Su carácter abierto y extrovertido los convierte en grandes conversadores y en personas extremedamante hospitalarias. Su increíble sentido del humor tampoco te pasará inadvertido. En Escocia te sentirás como en casa y te resultará difícil volver a hacer las maletas.

 Londres es mucho mejor

¿Estás seguro? ¿Acaso Londres puede decir que tiene un castillo erigido sobre un volcán extinto hace 7 millones de años? Si hasta tiene su propia ruta dedicada a Harry Potter como la capital inglesa. ¡No le falta de nada!

Puede que Edimburgo sea una ciudad relativamente pequeña, pero esto también es una gran ventaja, ya que la convierte en un destino ideal para viajar a pie y disfrutar del espíritu local sin el estrés contagioso que suele apoderarse de las grandes ciudades. Además, los escoceses están muy orgullosos de su país y de sus tradiciones, por lo que te resultará sencillo sumergirte de lleno en sus costumbres y empaparte de su cultura.

Olvídate de viajar a Escocia después del Brexit…

Todavía es pronto para saber cómo va a afectar el Brexit realmente al Reino Unido, pero lo cierto es que lo más probable es que los turistas no tengan que preocuparse lo más mínimo. Como mucho tendrás que acordarte de meter el pasaporte en la maleta.

Si lo que te preocupa es la seguridad, puedes estar tranquilo. Escocia es un país muy seguro y concretamente Edimburgo es una ciudad muy compacta por la que resulta sencillo moverse. Tampoco te hará falta ninguna vacuna especial para viajar, aunque deberás andarte con cuidado y tratar de no toparte con los mosquitos locales, ya que una de sus aficiones favoritas es atacar a los turistas despistados y dejarles algún que otro recuerdo.

Ahora en serio, Edimburgo es un destino muy popular entre turistas de todo el mundo y en los últimos años se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los estudiantes de inglés. En la capital escocesa te sentirás como en casa y estamos seguros de que vivirás una experiencia inolvidable.


Todavía tenemos plazas en el programa para jóvenes en Edimburgo que haremos este verano. ¿Te vienes con nosotros?

Descarga aquí tu formulario de matrícula.

Más información en info@kilometrosymillas.com o en el teléfono 988.985.327.

Publicado en Noticias y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .