Cinco consejos para aprender un nuevo idioma

Aprender una nueva lengua extranjera figura entre los objetivos pendientes de muchas personas en todo el mundo. Las razones suelen ser muy variadas, aunque los motivos más habituales generalmente tienen que ver con el desarrollo personal y laboral de los interesados. Sea cual sea la motivación de un estudiante de lenguas, las principales claves para lograr el éxito son tener voluntad, tener claros los objetivos y ser conscientes de que no es un proceso autómatico, sino que la fluidez solo se logra con esfuerzo, trabajo y constancia.

No existe una formula mágica para aprender un idioma, pero a continuación os dejamos estos cinco consejos para afrontar el proceso con la actitud necesaria para alcanzar el éxito.

Encuentra tu motivación

Aprender un idioma conlleva tiempo, paciencia y trabajo. Es importante que todo estudiante sepa cuáles son sus objetivos desde el principio para evitar desmotivarse durante el proceso de aprendizaje, que en ocasiones puede resultar frustrante o lento. Tener unos objetivos claros con frecuencia ayuda a afrontar con ganas cada paso de la aventura.

Encuentra un compañero

Ya sea con un amigo, un compañero de trabajo o un familiar, aprender un idioma con otra persona suele ser una gran idea. Esto no solo ofrece a los estudiantes más seguridad y tranquilidad, sino que también ayuda a mantener la motivación y, ofrece la posibilidad de practicar el idioma junto a una cara conocida.

Diviértete aprendiendo

Escuchar una canción, ver una película, escribir una historia… Las posibilidades son infinitas y se adaptan a cualquier tipo de afición o interés. Buscar una forma de asociar el aprendizaje a una actividad divertida suele ser una gran forma de continuar practicando desde casa en nuestro tiempo de ocio y aprender sin darnos cuenta. Los productos audiovisuales son un gran aliado en el aprendizaje de idiomas y una excelente manera de afinar el oído, adquirir nuevo vocabulario y aprender expresiones de uso habitual.

Actúa como un niño

Los últimos estudios científicos realizados no han sido capaces de dar con ningún enlace directo entre la edad y la habilidad para aprender un idioma. Con todo, es innegable que los niños a menudo tienen más facilidad para adquirir nuevo vocabulario y comprender idiomas. ¿Cuál es el motivo entonces? La actitud. Aprender un idioma conlleva cometer errores y ser conscientes de nuestras limitaciones. La clave del éxito consiste en adoptar una actitud más infantil frente a los errores. Entender que la práctica es el único modo de aprender y que cometer errores es una parte importante del proceso es fundamental para poder mejorar sin crear más obstáculos de los necesarios.

Sumérgete en el idioma

Busca un grupo de conversación, realiza un curso en el extranjero, viaja… En definitiva, sumérgete en el idioma y en la cultura del país donde se habla. Utiliza el idioma y pon en práctica lo aprendido. Es la mejor forma de entender qué debemos mejorar, de darnos cuenta de cuánto sabemos en realidad y, por supuesto, de divertirnos aprendiendo.

 

Como veis, aprender idiomas no tiene por qué ser difícil, aburrido o frustrante. Gran parte del proceso depende de nosotros mismos y de nuestra actitud. La voluntad, el trabajo y la paciencia siempre dan resultados cuando nos olvidamos de nuestros miedos e inseguridades y nos volcamos en la aventura de aprender.

En Kilómetros & Millas contamos con una amplia oferta de cursos de idiomas para todas las edades en Ourense y en el extranjero. Visita nuestra página web o contacta con nosotros a través de info@kilometrosymillas.com o en el teléfono 988.985.327 y comienza tu nueva aventura.

Publicado en Alemán, Aprendizaje de idiomas, Inglés, Jóvenes, Noticias y etiquetado , , , , , .