Curso escolar en Estados Unidos

Estudiar en Estados Unidos te permitirá disfrutar de una experiencia cultural a lo grande.

Irás a clase en el típico autobús amarillo, sentirás toda la emoción del Homecoming, disfrutarás de Halloween al más puro estilo estadounidense, celebrarás Thanksgiving junto a tu familia y amigos y vivirás toda la magia de la Prom a final de curso.

¿Estás preparado para pasar el mejor año de tu vida?

Una cultura curiosa

Los estadounidenses son abiertos, amables y sociables. Estarán muy orgullosos de enseñarte sus costumbres y cómo es la vida en un país tan grande y diverso como el suyo. Te aceptarán como uno más y entrarás a formar parte de su comunidad, pero también sentirán mucha curiosidad por tus costumbres. Prepárate para que te hagan preguntas divertidas sobre tu país.

En Estados Unidos tu día a día puede convertirse en una gran aventura. Puede que vivas en una granja en Iowa, que bailes country en Texas, o que esquíes en las montañas Rocosas. ¡Recuerda que has elegido un país cuyo principal atractivo es la diversidad!

Durante la duración de tu año escolar, reconocerás muchas cosas de las series y las películas estadounidenses. ¡Podrás ir a clase en el típico autobús amarillo y tendrás tu propia taquilla! Tu año escolar comenzará entre finales de julio y comienzos de septiembre. Además, también celebrarás las festividades estadounidenses más conocidas: prepárate para pasar una velada aterradora en Halloween o para dar buena cuenta del increíble banquete que organizará tu familia para celebrar Thanksgiving por todo lo alto.

El método de enseñanza estadounidense destaca por su enfoque práctico y la apuesta por la flexibilidad. En las aulas prima la participación, los debates y el desarrollo del pensamiento crítico. Por medio de este modelo de enseñanzas los alumnos aprenden a buscar recursos, a resolver problemas y a formar parte de un equipo. Además, los institutos suelen dar muchas facilidades para que los alumnos puedan compaginar sin problemas el aprendizaje en las aulas con la práctica deportiva o las clases extraescolares.

Es muy importante que te sientas cómodo en tu centro de estudios, ya que pasarás la mayor parte de tu día a día en tu high school. Comenzarás las clases entre las 7.00 y las 8.30 (aunque si practicas algún deporte es posible que tengas entrenamientos a primerísima hora, antes de clase), y tu jornada escolar terminará entre las 14.30 y las 16.00. Cada profesor tendrá su propia aula, y seréis los estudiantes quienes vayáis de una a otra, en función de las clases que tengáis.

Las clases serán más o menos de tu propia elección. Siempre bajo nuestra supervisión, y de acuerdo con los requisitos que marca el Ministerio de Educación español, podrás elegir entre un abanico de asignaturas que ni siquiera existen en tu país. Lo normal es que curses entre 5 y 8 asignaturas, e historia, inglés, matemáticas y alguna asignatura de ciencias estarán entre ellas. También podrás elegir otras optativas más atractivas, como por ejemplo artes culinarias, fútbol, programación, primeros auxilios, laboratorio, psicología, dibujo, nutrición, anuario escolar, entre otras muchas más. Eso sí, es importante que sepas que tienes que aprobarlas todas para que tu curso pueda ser convalidado.

Además, los institutos estadounidenses ofrecen numerosas actividades extraescolares  (deportes, banda de música, cheerleading, clubes de debate, fotografía, astronomía, preparación del anuario escolar, etc.). La mayoría de los alumnos se quedan en el instituto después de clase, bien para practicar deporte, para trabajar en el anuario escolar o para preparar el musical del año. A los estudiantes les gusta el instituto y pasan allí la mayor parte de su tiempo.

Por todo esto, EE.UU. es el destino número 1 para los estudiantes españoles de año académico